miércoles, 29 de octubre de 2014

Ramiro Ledesma Ramos, ¡PRESENTE!

Hoy, 29 de octubre de 2014, y para conmemorar el septuagésimo octavo aniversario del asesinato de Ramiro Ledesma Ramos, os enlazo un vídeo al himno de las JONS, partido político fundado por Ramiro, que fue vanguardia revolucionaria en aquéllos tan lejanos, pero a la vez tan cercanos, años 30 del pasado siglo.
La letra es de Juan Aparicio y la música original, de José Guerrero Fuensalida. Esta versión que comparto del himno jonsista, corre a cargo del grupo de rock nacionalista Klan.

Hoy, como ayer, Ramiro Ledesma Ramos, ¡PRESENTE!




domingo, 12 de octubre de 2014

Día Nacional de España

Vientos del pueblo me llevan, 
vientos del pueblo me arrastran, 
me esparcen el corazón 
y me aventan la garganta.

Los bueyes doblan la frente, 
impotentemente mansa, 
delante de los castigos: 
los leones la levantan 
y al mismo tiempo castigan 
con su clamorosa zarpa.

No soy un de pueblo de bueyes, 
que soy de un pueblo que embargan 
yacimientos de leones, 
desfiladeros de águilas 
y cordilleras de toros 
con el orgullo en el asta. 
Nunca medraron los bueyes 
en los páramos de España.

¿Quién habló de echar un yugo 
sobre el cuello de esta raza? 
¿Quién ha puesto al huracán 
jamás ni yugos ni trabas, 
ni quién al rayo detuvo 
prisionero en una jaula?

Asturianos de braveza, 
vascos de piedra blindada, 
valencianos de alegría 
y castellanos de alma, 
labrados como la tierra 
y airosos como las alas; 
andaluces de relámpagos, 
nacidos entre guitarras 
y forjados en los yunques 
torrenciales de las lágrimas; 
extremeños de centeno, 
gallegos de lluvia y calma, 
catalanes de firmeza, 
aragoneses de casta, 
murcianos de dinamita 
frutalmente propagada, 
leoneses, navarros, dueños 
del hambre, el sudor y el hacha, 
reyes de la minería, 
señores de la labranza, 
hombres que entre las raíces, 
como raíces gallardas, 
vais de la vida a la muerte, 
vais de la nada a la nada: 
yugos os quieren poner 
gentes de la hierba mala, 
yugos que habéis de dejar 
rotos sobre sus espaldas.

Crepúsculo de los bueyes 
está despuntando el alba.

Los bueyes mueren vestidos 
de humildad y olor de cuadra; 
las águilas, los leones 
y los toros de arrogancia, 
y detrás de ellos, el cielo 
ni se enturbia ni se acaba. 
La agonía de los bueyes 
tiene pequeña la cara, 
la del animal varón 
toda la creación agranda.

Si me muero, que me muera 
con la cabeza muy alta. 
Muerto y veinte veces muerto, 
la boca contra la grama, 
tendré apretados los dientes 
y decidida la barba.

Cantando espero a la muerte, 
que hay ruiseñores que cantan 
encima de los fusiles 
y en medio de las batallas.


Vientos del Pueblo me llevan
Miguel Hernández

sábado, 4 de octubre de 2014

Octava temporada

El ocho es mi número favorito, aunque si me preguntáis el porqué, no sabría argumentar atendiendo a razones lógicas y objetivas una respuesta meridianamente clara. Quizá sea por tradición familiar, y más concretamente porque también es el número favorito de mi padre, conclusión a la que llegué tras verle insistir una y otra vez a todo tipo de loteros y vendedores de la O.N.C.E. que dentro de lo posible, le dieran una terminación en ocho. Le pregunté, y efectivamente, el ocho es su "número de números". Vacuo argumento pensaréis, pero este tipo de cosas, tan insignificantes a bote pronto, son las que forjan gustos, manías, vicios, personalidades y no sabría enumerar cuántas cosas más. También puede tener algo que ver el hecho de que gráficamente, es el número más proporcionado, más "bonito" a mi parecer, aunque bien es cierto que sobre gustos no hay nada escrito y no podría haber dado un argumento más subjetivo que ese.
Pero es que tampoco es plan de enumerar características de dicho número -que desde que lo elegí mi favorito hace ya unos cuantos lustros,  he ido si no estudiando, sí leyendo con atención- que podrían aburrir al más despierto, aunque ya puestos en faena expondré un par de ellas, las más curiosas para que veáis el juego que puede dar un número:

- El 8 se representa con las 2 serpientes entrelazadas del caduceo, símbolo del equilibrio entre fuerzas antagónicas. También representa el eterno movimiento cósmico base de regeneración y de infinito. Es verticalidad formal del infinito.

- En la mística cosmogónica de la Edad Media el 8 correspondía al cielo de las estrellas fijas (Firmamento) y simbolizaba el perfeccionamiento de los influjos planetarios.

¿Puede haber alguna definición más bonita, en términos generales, que la de "verticalidad formal del infinito"?, pues eso es el ocho.
En definitiva, que me hace especial ilusión que esta temporada que comienza hoy, 4 de octubre de 2014, festividad de San Francisco de Asís -aprovecho para felicitar a todos los Franciscos que celebren hoy su santo y en particular, a mi padre- esté representada por el cardinal ocho.

La temporada pasada digamos que no fue extensa en artículos, motivos laborales me impedían escribir todo lo que me hubiese gustado, y aunque laboralmente hablando esta temporada se presenta igual o con más carga de trabajo que la anterior, intentaré sacar tiempo, si es necesario robándoselo al sueño, para dedicarle algún que otro momento a alimentar esta modesta tribuna, batiburrillo de artículos de la más diversa temática y que año a año, no solo va afianzando su "clientela" (léase usuarios únicos) si no que aumenta poco a poco, paso a paso, motivo que me obliga a prestarle la atención que el hecho se merece.

Temas para poner negro sobre blanco no faltan:
Desde mesiánicos iluminados con delirios de grandeza que por la Gracia de Dios y llegados del noreste de España, se han erigido en conductores de voluntades populares hacia lo que en sus propias palabras llama "proceso soberanista catalán", cual Moisés conduciendo al "pueblo elegido" a la Tierra Prometida.
Pasando por otros "muy honorables" chorizos, que no de Cantimpalo, y toda su prole que a manos llenas se han llenado los bolsillos a costa del ignorante contribuyente y que con enunciar las tres palabras mágicas "España nos roba", tenían salvoconducto para hacer y deshacer (como han hecho) lo que les ha salido de los mismísimos cojones durante legislaturas y legislaturas.
Y llegando a ciertos fenómenos políticos con tintes de terremoto asambleario -que está poniendo nerviosos a más de uno y a más de dos, de esos que hasta ahora se las prometían muy felices viviendo en la poltrona- ¿"Podrán"?.
Y eso solo por enumerar tres que están hoy en día en el candelero, pero hay más, muchos más y que dentro de lo posible, daré cuenta de ellos, aparte de las secciones habituales del blog: libros, publicación de artículos de interés de otros autores, efemérides, celebraciones, alguna que otra sorpresa y un largo etcétera.

Visitantes, lectores, seguidores, amigos, enemigos: "Paz y bien" (gritaba jovialmente San Francisco por las calles de Asís, el saludo hizo fortuna, y a día de hoy todavía se sigue usando. Y por aquéllo de ser 4 de octubre, he tenido bien usarla yo aquí).

A por la octava. ¡Comenzamos!

sábado, 23 de agosto de 2014

El coraje forja leyendas. ¡AUPA ATLETI!

En la noche de ayer, el Atlético de Madrid, del que cada día me siento más orgulloso de ser simpatizante y peñista, se hizo con su segunda Supercopa de España, en un encuentro que aparte de para erigirnos campeones del primer título oficial de la temporada 2014/2015 en España, sirvió para sacarnos la espina que teníamos clavada por la pérdida de la Champions frente al Real Madrid hace unos meses. Como indico en el título del artículo, ¡el coraje forja leyendas! y sin ningún género de dudas, el Atlético de Madrid está escribiendo su Historia latido a latido.


Atlético de Madrid, campeón de la Supercopa de España 2014

domingo, 27 de julio de 2014

Somos gilipollas

Como muchos de vosotros ya sabéis, soy un asiduo lector del blog de Arturo Pérez-Reverte, Patente de Corso, donde el autor va subiendo religiosamente semana a semana, la columna de opinión que escribe en la revista XL Semanal.

Tenía en mi haber unos cuantos artículos de retraso pendientes de leer y hoy ha sido la ocasión idónea para ello, y como ya me ha pasado en alguna que otra ocasión, me veo en la obligación de compartir con todos vosotros este artículo, que lleva por título "Somos gilipollas", ya que no tiene ni una sílaba de desperdicio.

No voy a haceros perder más el tiempo, disfrutar de la lectura:


Somos gilipollas
Arturo Pérez-Reverte | XL Semanal | 9 de junio de 2014


A veces, cuando pienso «somos gilipollas», recuerdo aquel chiste en el que, al decirle eso un amigo a otro, y responder éste «no pluralices», concluye el primero «vale, eres gilipollas». Por cierto, y ya que estamos con eso, la definición de gilipollas que da el diccionario de la Real Academia Española -inocente, cándido, tonto o lelo- queda, a mi juicio, incompleta. Un gilipollas es un tonto, por supuesto. Pero la definición, que espero se pueda corregir en una próxima edición, no recoge lo fundamental: un gilipollas es un tonto que no sabe que lo es, y que además se cree listo. Para entendernos, una mezcla de cantamañanas y tonto del ciruelo. Que a veces ni siquiera hace falta que hable, ni nada. Y al que a menudo se le conoce hasta por los andares.

Pero hay gilipollas que hablan, naturalmente. Y que escriben. O que -vamos a pluralizar- escribimos. El otro día oí hablar a uno de ellos, o tal vez era una de ellas. Porque gilipollas los hay de ambos sexos, y algunos hasta con carrera. La estupidez, aunque mucho más acusada en los hombres que en las mujeres -casi todas ellas vienen con intuiciones extra de fábrica-, no es exclusiva del varón. Y el otro día, como digo, oyendo comentar en la radio el último viaje del rey de España a Arabia Saudí para vender trenes Ave y cuanto allí nos quieran comprar, escuché una frase perfecta para inscribir en los anales recientes de la hispana gilipollez: «El rey se vino de allí sin hablar de derechos humanos».

Vayamos por partes, como Jack el Destripador. Que el rey don Juan Carlos, con sus 76 tacos de almanaque, se ha calzado 40.000 kilómetros en los últimos dos meses, bastón en mano y sonrisa en boca, para arrimar el hombro, es indiscutible. Sea monárquico, republicano o indiferente quien observe la cosa, ésta es la fetén; y también, que ha conseguido no pocos contratos, dejando las puertas abiertas a los empresarios españoles. Las lecturas laterales, aunque tengan su puntito, son ahí secundarias: da igual que uno de los motivos sea la necesidad de la familia real española por lavarse el careto, más bien sucio tras los elefantes en Botswana, los ojos azules de doña Corinna, la desvergüenza del yerno Urdangarin -y de quienes se lo consintieron- y la prístina inocencia de la infanta. Todo eso explica cosas, pero no altera el hecho principal: el rey se lo curra como un león de la Metro, y a sus años tiene mérito que se gane el jornal. Y a él, además, se le ponen al teléfono. Imaginen a Rajoy.

Pero esto es España, donde toda gilipollez tiene su asiento. Y su público. Por eso no podía faltar el comentario arriba mencionado, cuyo desarrollo no se nos escapa. Conseguir contratos está bien, viene a decir; pero el rey viaja al Golfo, donde no se respetan los derechos humanos como aquí, sin afear a esos jeques totalitarios y machistas sus infames conductas. Mecachis en la mar. Va a sacarles contratos, pero para conseguirlos calla, cómplice, en vez de denunciar públicamente, aprovechando la coyuntura beduina, el estado de cosas. Tenía que haber cogido al jeque de turno por el cordón de la kufiya y decirle ante los periodistas: «Oye, Abdalláh, Rachid, Faisal, eso de que tratéis como esclavos a los criados filipinos, y no permitáis prensa libre y democrática ni bares con tapitas de jabugo, y obliguéis a las señoras a llevar velo prohibiéndoles conducir y hasta fumar por la calle, está muy feo, en serio. Que eso es cosa de fascistas. Y si no os enmendáis y democratizáis jiñando estopa, los empresarios españoles no harán negocios con vosotros, ni construiremos el Ave a La Meca, ni los equipos de fútbol llevarán vuestros nombres en las camisetas, ni nada de nada. Tampoco os/nos ingresaremos más comisiones por negocio hecho, porque eso es éticamente reprobable. Os vamos a hacer el vacío, y no vendré más a comer cordero, y los palacios de vuestros príncipes y princesas no saldrán en el Hola, donde tengo mucha mano, más incluso que Nati Abascal». Y entonces, atormentados por el remordimiento, todos esos jeques del petróleo, abrazándolo llorando, habrían dicho: «Juancar, tío, nos has convencido, en serio. Jandulilá. Estábamos cegados por el petrodólar, pero esto va a cambiar, lo juramos por la sura IX del Corán, y cuando vuelvas no nos vas a conocer, de demócratas que nos habremos vuelto: vamos a autorizar los derechos humanos, las tetas en la playa, tendremos libertad de prensa, nuestras Fátimas podrán alistarse en la Legión y nos pondremos hasta las trancas de jumilla y de jalufo. Gracias a ti, colega, nos vamos a volver más demócratas que la leche».


Y es que lo dije antes, me parece. Incluso en el título. Somos gilipollas.    

sábado, 17 de mayo de 2014

La Liga es nuestra, ¡AUPA ATLETI!

Hoy, dieciocho años después,tras una magnífica temporada, partido a partido siguiendo la filosofía del "Cholo", ganando, ganando, ganando y ganando como diría aquél genio del balón que fue el recientemente fallecido Luis Aragonés, el Atlético de Madrid se ha proclamado, en  el último partido y sufriendo  hasta el último minuto como no podía ser de otra manera, campeón de la Liga 2013 - 2014. ¡Ahora a por Europa!

¡ENHORABUENA CAMPEONES!


Atlético de Madrid, campeón de la Liga Española 2013/2014

sábado, 26 de abril de 2014

Libros #77: El triunfo del paganismo

Hace pocos días que hemos dejado atrás la conmemoración de la pasión,muerte y resurrección de Jesús de Nazaret, y hoy puede ser un buen día para comentar y criticar el libro de Xavier Musquera "El triunfo  del paganismo", sugerente título y cuyo subtítulo es un no menos sugerente: "Claves ocultas del  cristianismo".

Ríos, qué digo ríos, mares de tinta se han escrito sobre Jesús, sus apóstoles,la Palestina del siglo I donde se desarrolló su actividad predicadora y mesiánica, el nacimiento de la primigenia Iglesia cristiana,San Pedro,San Pablo y una interminable lista de personajes, acontecimientos y lugares que como indicaba unas líneas más arriba han llenado millones y millones de documentos, legajos, libros y guiones de documentales y cine.
Muchos de esos documentos, libros y publicaciones podríamos considerarlos "ortodoxos", es decir, que siguen la línea "oficial" marcada por el cristianismo en general y por las distintas corrientes del mismo en particular, católicos, protestantes, anglicanos, ortodoxos, etc. Pero sin embargo, otros muchos textos y ensayos podríamos decir que son de contenido "heterodoxo". Libros que ponen en duda la "historia oficial" del cristianismo, que ponen en duda lo que en los evangelios quedó reflejado y que a lo largo de la historia del cristianismo, dichos estudios y textos, han sido silenciados, secuestrados y condenados al ostracismo para mayor gloria de las distintas religiones e iglesias. Pues a nuestro libro de hoy, "El triunfo del paganismo", podríamos catalogarlo dentro de esto último, tal y como podemos leer en las primeras líneas de la contraportada:

"Blasfemo, ateo,anticlerical y un sinfín de calificativos más podrían ser aplicados al presente trabajo. Pero  en realidad, es simple y llanamente una invitación a la reflexión.
Todo  aquello que ha venido repitiéndose durante siglos y que se nos ha presentado como único, original y verdadero, parece serlo mucho menos. Jesús no fundó  religión alguna [...]"

Suculento inicio de la contraportada, ¿verdad?, y no menos suculento es el contenido del libro, aunque sí es cierto que en  él no se desvela nada que no haya sido ya escrito por hordas de autores anteriormente. No por manido el tema, deja de ser interesante, y de vez en cuando gusta tener entre las manos un ensayo que como se indicaba anteriormente, invite a la reflexión, aunque sí se echa de menos algún dato nuevo, algún aporte distinto. Aunque bien es cierto que el autor del libro, Xavier Musquera, es un divulgador, no un investigador, por tanto, no le podemos pedir a sus obras la categoría académica que tienen otros libros como por ejemplo los del profesor Piñero.
Si atendemos a los distintos capítulos que nos vamos a encontrar según vamos avanzando en la lectura, se puede comprobar lo que he dicho, que es lo de siempre, lo tan traído y llevado, máxime desde el boom editorial sobre misterios de las religiones,  sobre todo la cristiana y más concretamente católica, que siguió a la publicación de la novela más exitosa de Dan Brown, El Código Da Vinci. Juzgar vosotros mismos si es o no cierto lo que comento a la vista del título de algunos capítulos: Pagano y paganismo, influencias de Mesopotamia y Egipto, festividades paganas cristianizadas, el sol invictus, la diosa madre...
¿Os suena verdad?, por eso decía que la obra quizás tenga más intención de vender aprovechando la oleada de interés generalizado por estos temas que siguió a la publicación del best-seller de Brown, que la intención de ahondar en el cristianismo primitivo, como sí haría un académico.

Pero como lo cortés no quita lo valiente, tengo que decir que es un libro que para los neófitos en el tema puede resultar instructivo, además, que su lectura es amena y fluida. Y para los que ya tengan algún conocimiento sobre todo lo que trata la obra, servirá para recordar algún dato,  afianzar algún conocimiento y seguir reflexionando sobre todo aquéllo que nos han contado como cierto, con dogmas de fe incluidos,  y que sin embargo, resulta no ser tan verdadero como indican las irrefutables pruebas que a lo largo de la Historia, sí, con mayúsculas, han ido apareciendo.

miércoles, 23 de abril de 2014

Feliz día del libro


domingo, 20 de abril de 2014

Semana Santa por Madrid

Este año, debido a un obligado viaje que tengo que realizar a mi pueblo el próximo puente de mayo, he decidido pasar estos días de Semana Santa en Madrid, y aprovechando la coyuntura, asistir y participar de algunos de los actos y procesiones que en la capital se programan para conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret.
Solo un año asistí a una procesión en Madrid, la de Jesús Nazareno de Medinaceli, hace a día de hoy nuevo años ya. Siempre, o bien he ido a disfrutar de estos días al pueblo, o bien me había tocado trabajar, de ahí, que con treinta y un años viviendo en Madrid, nunca haya aprovechado para vivir la pasión y muerte de Jesús por estos lares. Así que ya tocaba, sí.

El Jueves Santo fuimos mi mujer y yo a Morata de Tajuña, localidad madrileña situada a unos treinta y cinco kilómetros de la capital. Allí, desde hace ya veintiocho, se lleva a cabo todos los años, una representación viviente de la Pasión de Cristo, donde "Morata" se retrotrae en el tiempo y se convierte en la Palestina del siglo I, y gran parte de los vecinos del pueblo visten sus "mejores galas" (de época) para acercarnos a visitantes y vecinos lo que en las Sagradas Escrituras quedó plasmado sobre la muerte de Jesús. La Pasión de Jesús de Morata de Tajuña, es la única en el mundo que tiene concedida la Bendición Apostólica para todos los que acuden a contemplarla y para los más de trescientos intervinientes en la representación, y también, la Comunidad de Madrid, premió en el año 2001 a la localidad con la Declaración de Interés Turístico. Era obligada la asistencia atendiendo al "currículo" que presenta.

La representación dio comienzo puntualmente a las 20:00 horas con la parada militar de la Centuria Romana, donde estandartes y banderas, así como legionarios romanos a caballo, seguidos del Centurión, abrían la misma. Les seguían un nutrido grupo de legionarios en perfecto orden y que siguiendo el paso que marcaba el redoble de tambores, nos hicieron disfrutar de la primera escena de La Pasión.
Toda la representación consta de diez estaciones, en sendos escenarios, repartidos a lo largo y ancho del municipio, a través de los cuales, el espectador se sumerge en lo relatado en los evangelios y va viviendo en primera persona todo aquéllo sobre lo que los mismos nos hablan: el sermón de la montaña, el milagro de la multiplicación de los panes y los peces, la resurrección de Lázaro, la entrada de Jesús en Jerusalén, la sanación del ciego, la traición de Judas, la Última Cena, la oración del Huerto, el juicio de Caifás, las tres negaciones de Pedro, el juicio de Pilatos, el ahorcamiento de Judas, la crucifixión, la muerte y por último, la resurrección.
Ante nosotros aparecerán durante las diez estaciones: Jesús y sus discípulos, la Virgen María, María Magdalena, así como sus hermanos Marta y Lázaro, Caifás, Poncio Pilatos, Marco, José de Arimatea, Dimas y Gestas (crucificados junto a Cristo), Longinos, Salomé, así como cientos de vecinos que metidos en el papel de judíos unos y romanos otros nos harán disfrutar de la magnífica escenificación.
La Pasión finaliza con Jesúcristo resucitado alrededor de la medianoche, tras cuatro intensas horas. El momento más espectacular, es cuando Jesús es alzado a los cielos una vez resucitado, con una Cruz en su mano izquierda y en su derecha una paloma blanca, inmaculada, que deja volar. Miles de personas rompen en aplausos, durante minutos, agradeciendo al pueblo de Morata su excelente trabajo, mientras una batería de fuegos artificiales da por concluida hasta el año que viene la representación.

Simplemente espectacular y recomendable al ciento por ciento. Dar mi más sincera enhorabuena y gratitud al pueblo de Morata de Tajuña y si queréis más información y fotos podéis visitar la página web de La Pasión: http://www.pasionmorata.com o bien su perfil de Facebook.

El Jueves Santo por la noche, en la "Madrugá", conecté con la emisión en directo de Canal Sur a través de Internet para ver la salida, a las tres de la madrugada, de "El Abuelo" de Jaén, acompañado de "La Verónica" y sus más de cuatro mil quinientos Nazarenos, que de riguroso luto, acompañan la figura de Nuestro Padre Jesús por las calles de la capital del Santo Reino. Como buen jiennense, siempre me gusta ver la salida de El Abuelo de su templo y los primeros minutos de la estación de penitencia (los que permite la emisión de Canal Sur...).

Llegó el Viernes Santo por la tarde, y tras ver por la 2 de Televisión Española la retransmisión en directo de los Santos Oficios desde la Catedral de La Almudena, presidida por el Cardenal Rouco Varela, nos dirigimos hacia El Pardo -antiguamente municipio de Madrid y que hoy, forma parte del distrito de Fuencarral - El Pardo- para asistir a sus procesiones.

A las 19:00 horas, con puntualidad militar, sonaban los acordes del Himno de España, interpretados por la Banda de Música de la Guardia Real, a las puertas del Convento de Nuestra Señora de los Ángeles, regentado por la orden de los Hermanos Capuchinos, para homenajear la salida del Santísimo Cristo de El Pardo, obra del siglo XVII, tallada en madera policromada por el escultor Gregorio Fernández, por encargo del rey Felipe III y donada por éste al Convento. Así daba comienzo la procesión de "El Santísimo", escoltado en todo momento por la compañía de Gastadores de la Guardia Real.
Hermanos Capuchinos, oficiales, suboficiales y tropa de la Guardia Real, representantes religiosos, hermanos cofrades y devotos, acompañamos por el Camino de Cristo del Pardo a la magna figura hasta la Parroquia de la Inmaculada Concepción, sita en pleno centro de El Pardo, donde se encuentra con Jesús el Nazareno, y la Virgen Dolorosa, Virgen escoltada por el Regimiento de Transmisiones de Madrid, de El Pardo, y que como cada año, sale al encuentro del Santísimo Cristo el Viernes Santo acompañada de la banda de cornetas y tambores del Acuartelamiento Zarco del Valle, ("casa" del Regimiento de Transmisiones).
Una vez se encuentran las tres figuras comienza la procesión por las calles de El Pardo, en una estación de penitencia cargada de simbolismo militar y religioso (como no podía ser de otra manera tratándose de El Pardo) y con momentos más que emotivos, como el que tuvo lugar cuando colocaron a la Virgen Dolorosa frente al balcón del Convento de las RR. MM. Concepcionistas Franciscanas, y tres monjas, de las que tanto han hecho por la educación de los niños de El Pardo, oraban frente a ella.
Momento de especial emotividad también, el que tuvo lugar ante la entrada principal del Acuartelamiento Zarco del Valle -con el Cuerpo de Guardia de dicho cuartel al completo y la Bandera de España a media asta-, cuando una vecina de El Pardo comenzó a cantar una saeta para cada una de las figuras.

Finalizando la procesión, la Virgen Dolorosa se quedó a las puertas de la Parroquia de la Inmaculada Concepción, mismo lugar donde se encontró con el Santísimo Cristo, el Nazareno se recogió en la puerta principal del Cuartel de El Rey de la Guardia Real, y finalmente acompañamos al Santísimo Cristo de El Pardo hasta su recogida en el Museo de la Guardia Real, ubicado también en el Cuartel del Rey. La Banda de Música de la Guardia Real, en perfecta formación militar, interpretaba el Himno de España mientras el Cristo de El Pardo era recogido, con la emoción contenida y el aplauso unánime de todos los presentes.

Ésta ha sido mi Semana Santa en Madrid. Espero no haberos aburrido con el relato de la misma.